Blog

Galletas de mantequilla Las Nieves con y sin mermelada

Publicado el 07-02-2018 a las 09:28:00

Como vamos a tener un fin de semana de pijama y manta con una buena película... Vamos a enseñaros una receta que seguro que os vendrá bien acompañarla con un buen café o un chocolate bien caliente... eso ya a vuestra elección.

Vamos a hacer unas galletas caseras de mantequilla, algunas irán con mermelada... Otras no. Para que haya variedad. Hagamos un repaso a los ingredientes:

  • 450 gramos de harina (en Panadería Menesa seguro que encuentras)
  • 250 gramos de mantequilla Las Nieves
  • 250 gramos de azucar
  • aroma de vainilla
  • sal
  • 1 sobre de polvo para hornear
  • 1 huevo (en Granja Martinez os ayudarán)
  • Mermelada del sabor que más te guste (o varios)
  • 1 lámina de gelatina
  • Azucar Glas

Acremamos la mantequilla en un recipiente dándole una pasada con la batidora (no deberá estar muy fría) y cuando tengamos una buena crema de mantequilla añadimos el azúcar.

En otro recipiente, tamizamos la harina (con un colador) y le añadimos después el sobre de polvo para hornear... Mezclamos todo bien y reservamos. 

Volvemos a la mantequilla, añadimos el huevo y lo mezclamos bien, una vez hecho, seguimos con una cucharada de aroma de vainilla y otra cucharada de sal.

Es el momento de juntar ahora las dos mezclas... Vamos incorporando poco a poco la harina a la mantequilla con cuidado de mezclarlo todo bien. Nos tiene que quedar una masa que no esté demasiado pegajosa (si se da el caso, es cuestión de ir añadiendo más harina hasta que no lo esté) ni demasiado seca, que sea blandita y esponjosa (en caso de no ser así, añadimos un poco de agua).

Una vez hecho esto, dividimos la masa en dos las envolvemos con film transparente y las metemos por quince minutos aproximadamente en el frigorífico. Aprovechamos aquí para ir calentando el horno a 180 grados. 


Sacamos las dos masas y las extendemos con un rodillo, tiene que quedar una placa de medio milímetro de grosor aproximadamente. Una de ellas la usaremos para hacer las galletas sin mermelada, la otra para galletas con mermelada.

Cogemos un molde, cortapastas o incluso un simple vaso para ir haciendo las galletas... tenemos que pensar que en la lamina que hemos reservado para las galletas con mermelada... Una galleta usaremos de base, la otra será la tapa (la cual haremos un agujero en el centro para que se vea la mermelada).

Metemos en el horno sobre la bandeja (con su papel especial para horno evitando así que se peguen) y horneamos a 180 grados durante 10-15 minutos, no más.

Sacamos y espolvoreamos con el azúcar glas.

Preparamos la mermelada, hidratamos la lamina de gelatina, calentamos la mermelada y mezclamos la gelatina para que coja consistencia. Ya solo nos falta untar la base, cubrir con la tapa de la galleta y dejar todas enfriar.

Volver al índice