Blog

Croquetas de Morcilla RIOS

Publicado el 01-12-2017 a las 09:37:57

Vamos para una receta sencilla, más sencilla que la del otro día y que estoy seguro que todos aprenderéis a hacerlo en vuestras casas.

Ahora que nos acompaña el frío y la lluvia... Qué mejor que quedarse en casita, al calor e invitar a unas buenas amistades a cenar en tu casa...

Vamos a hacer unas croquetas de morcilla RIOS como entrante para nuestra velada. La elaboración es sencilla, pero pensad que tendremos que empezar el día antes de la cena, ya que la masa resultante debe de reposar durante un día al menos.

Ingredientes:

  • 100 gramos de harina
  • 100 gramos de mantequilla
  • Sal a gusto
  • 1 litro de leche
  • 1 morcilla de Burgos RIOS
  • Harina para el rebozado
  • 2 huevos
  • Pan rallado

Cogemos la morcilla, le quitamos la piel y la desmenuzamos en un recipiente... Metemos al microondas durante minuto y medio, dos minutos... Al sacar, acabamos de separar la morcilla RIOS con un tenedor y reservamos.

Calentamos la leche, vertemos toda la leche en un cazo y la ponemos al fuego. Calentarla en fuego medio, debemos estar atentos porque hay que retirar ANTES de que comience a hervir.

En otro recipiente, echamos la mantequilla y la ponemos a fuego medio dejándola que se derrita... Hay que tener cuidado de que no se queme...

Cuando la mantequilla esté derretida vertemos la harina y mezclamos bien, intentando no dejar grumos. Cuando la harina esté bien empapada de la mantequilla, comenzamos a añadir la leche caliente.

Lo hacemos poco a poco, y removiendo muy bien... Debemos evitar los grumos y para ello removemos constantemente en sentido de las agujas del reloj, cambiando de vez en cuando al sentido contrario...

Un pequeño truco, para mayor comodidad, puede ser utilizar una batidora para ello, mientras se está cocinando, a la velocidad más lenta que permita la misma.

Debemos cocinar así, a un fuego medio-bajo durante 25 minutos... Removiendo constantemente para evitar que se formen grumos.

Cuando superemos los 20 minutos de cocción, echamos la morcilla desmenuzada y seguimos revolviendo para que se mezcle bien... A los cinco minutos (cumplidos los 25 de cocción) retiramos del fuego.

Buscamos una fuente alargada y plana, para verter la masa resultante. Guardamos en frigorífico durante un día al menos.

Cuando vayamos a preparar las croquetas, preparamos tres platos.

  • uno con harina
  • otro con dos huevos bien batidos
  • el último con pan rallado.

Vamos a preparar las croquetas, para conseguir siempre una cantidad similar y que nos salgan de tamaño parecido, utilizamos un tenedor. Separamos un trozo, le damos forma con la mano y el proceso es, harina-huevo-pan rallado... dando así el rebozado característico de la croqueta.

Repetimos la operación hasta acabar con la masa resultante del día anterior.

Justo antes de empezar a cenar, preparamos una sartén con aceite y cuando esté bien caliente, empezamos a freír las croquetas... Cuando estén bien doradas, retiramos de la sartén y las dejamos en un plato con papel de cocina... De esta manera conseguiremos absorber el exceso de aceite pasándolas después a la fuente final donde vayamos a servir a los comensales.


Volver al índice