Blog

Bollo de Mantequilla, un clásico que causa sensación allá donde pasa

Publicado el 29-11-2017 a las 14:39:47

Hoy os vamos a traer una receta que tampoco es que sea la más sencilla de hacer, pero que estamos seguros que llamará la atención de muchos. Los que hayáis tenido oportunidad de probarlo alguna vez, estamos seguros que os habréis enamorado de ella. Vamos pues, con el bollo de mantequilla.

Por un lado tenemos a Panadería Menesa de Villarcayo, que ya nos las hacen ellos... No dejéis de probarlos, están deliciosos... Por otro lado tenemos a Mantequería las Nieves que de mantequillas saben un rato largo.

Vamos con los ingredientes:

Para el Bollo:

  • 1 kg de harina fuerte
  • 180 grs de mantequilla Las Nieves
  • 25 grs de sal
  • 180 grs azúcar
  • 60 grs de levadura
  • 3 huevos
  • 350 cl agua

Para la crema de mantequilla:

  • 700 grs de azúcar en grano
  • 250 cl de agua
  • 700 grs de mantequilla atemperada de Las Nieves
  • 1 yema de huevo de Granja Martinez

Empezamos realizando la masa para el bollo en sí. Para ello añadimos la mantequilla atemperada, el azúcar y la sal, lo mezclamos todo con un poco de agua con una batidora durante unos minutos.

Añadimos la harina y el agua poco a poco amasando la mezcla durante 35 minutos hasta conseguir una masa elástica. Recordemos que no debe de pegarse a las paredes del recipiente donde estemos amasándo (o en la superficie donde estemos haciendolo). Dejamos reposar la masa durante 10 minutos añadiendo al final la levadura y lo poco que quede del agua.


Ahora debemos formar bolas de unos 70 gramos de peso aproximadamente cada una,, las estiramos hasta dar la forma del bollo (unos 8 cms de longitud) y las colocamos en una superficie plana a reposar durante 2-3 horas Recordemos que debemos tenerla en un entorno caliente de unos 30-40º de temperatura. Lo mejor es precalentar un poco el horno y dejarlo (con el horno apagado) durante ese tiempo.

Mientras, preparamos la mantequilla, para ello ponemos a hervir el agua con el azúcar hasta hacer un jarabe. dejamos la mezcla enfriar hasta que alcance aproximadamente una temperatura de 35 grados y entonces añadimos la mantequilla atemperada y una vez esté mezclada, la yema de huevo. Batimos sin parar hasta lograr una textura esponjosa consiguiendo una crema de color blanquecino.

Una vez haya reposado la masa, precalentamos el horno a unos 200º y cocemos la masa durante unos 8 minutos. Sacamos y dejamos enfriar para después cortarlos por la mitad y untarlos con crema de mantequilla.

¿Probamos a ver que tal?


Volver al índice