Blog

Torto Menés, gastronomía típica de las Merindades

Publicado el 27-06-2017 a las 16:10:23


Vamos con una receta y vamos con algo sencillo pero que estamos seguros que no conocíais hasta ahora. A no ser que vivas en nuestro precioso Valle de Mena, ya que es algo muy típico de nuestra región. En Panadería Menesa tienen mucho que enseñarnos con esta típica de las Merindades, pero vamos a contaros sus secretos.

¿Cuál es esta receta? El Torto Menés.

¿Y en qué consiste? Una empanada de manteca con chorizo muy conocida en nuestra región. Y muy sabrosa... Vamos con ello.

¿Qué vamos a necesitar para todo esto?

  • 100 ml de agua
    200 ml de leche
    100 gr de manteca de cerdo
  • 25 gr. de levadura fresca
    1 huevo
    sal ( 2 cucharaditas )
    450/500 gr de harina de fuerza
    chorizo

Empezamos tamizando la harina con sal en un bol lo suficientemente grande. Una vez hecho esto formamos un volcán y le hacemos un agujero en medio donde iremos echando todos los ingredientes líquidos.

Disolvemos la levadura en el agua templada junto con la leche (también templada) y un huevo batido. Una vez tengamos todo bien mezclado añadimos la manteca partida en dados y revolvemos hasta que todo esté bien mezclado. Esta mezcla la vertimos en el agujero dentro de la harina que hemos tamizado antes en el bol.

A partir de ahora se va cogiendo harina poco a poco de los costados hasta formar una masa, se añade un poco más de harina en caso de que esté muy pegajosa, hay que estar amasando unos 15 minutos, procurando añadir la mínima harina posible. Lo que debemos conseguir, básicamente, es que la masa deje de estar "pegajosa"

Ahora debemos dejar reposar la masa durante una hora aproximadamente. La levadura tiene que actuar y básicamente tenemos que conseguir que la masa se expanda hasta más o menos el doble de su tamaño inicial.


Una vez doblado el volumen, se saca y se desgasifica, se amasa un poco y se deja reposar la masa 10 minutos para que pierda elasticidad.

Extendemos con rodillo hasta formar un cuadrado y se van cortando rectángulos. En cada rectángulo ponemos un trozo de chorizo y lo envolvemos con la masa, cerrando bien los extremos y la junta ( para que luego no se despegue en el horno ), la junta se deja boca abajo.

Se pincelan con leche o huevo batido y se introducen en el horno durante unos 18/20 minutos a 220 grados, hasta que quede una corteza doradita.

Y ya solo nos queda degustarlo... Templados (no recién salidos del horno) están mucho más sabrosos.

Volver al índice